Cuando cursaba la carrera de psicología, era imposible notar que tenía más compañeras que compañeros: tan sólo en mi primer año éramos seis hombres en un grupo de casi treinta personas. En general, las facultades de psicología suelen albergar más mujeres que hombres por alguna razón. Pero cuando repasamos la historia de la disciplina, nos encontramos con algo desconcertante: a pesar de que hay más mujeres en el campo, las figuras más representativas de la psicología son hombres. John Watson, Fred Skinner, Albert Bandura, Donald Meichenbaum, Albert Ellis, Abraham Maslow, Emilio Ribes: todos ellos hombres. Muy pocas mujeres.

No es difícil adivinar a qué se debe. Alrededor del mundo, las mujeres comenzaron a estudiar en las universidades entre los años 90 del siglo XIX y la primera mitad del XX. No era bien visto que las mujeres estudiaran, mucho menos que obtuvieran grados de maestría o doctorado; es más, si alguien de aquella época viera que hoy hay mujeres que ocupan altos cargos dentro de la academia, haría hasta lo imposible por sacarlas de ahí. Los tiempos cambian, y, sin embargo, la labor de las mujeres dentro de la psicología (y de la ciencia en general) sigue pasando desapercibida. Por eso, este 8 de marzo quisiéramos recordar a grandes mujeres que hicieron –y hacen– sus vidas en la psicología.

LAS PIONERAS
Margaret Floy Washburn:

De un tiempo a la fecha viene en alza una perspectiva llamada embodied cognition o cognición encarnada, que argumenta que todo nuestro cuerpo (y el ambiente, dicho sea de paso) influyen en los procesos de pensamiento, no sólo el cerebro. Pero quizá esta idea no sea tan nueva como parece. Margaret Floy Washburn fue la primera mujer en obtener un doctorado en psicología (en 1894), y lo hizo bajo la dirección de Edward B. Titchener, una figura de renombre quien por mucho tiempo se rehusó a tener mujeres en su laboratorio y en la asociación que fundó, la Sociedad de Psicólogos Experimentales. Margaret condujo investigación en el campo de la psicología comparada, aquella que parte de experimentos con animales; gracias a sus trabajos en esta área (llevados a cabo en el colegio para mujeres Vassar College) desarrolló una teoría de la cognición que afirmaba que los movimientos del cuerpo y los estímulos ambientales captados por nuestros sentidos modelan el pensamiento, el aprendizaje y la toma de decisiones. Fue, además, una luchadora por el derecho de las mujeres a la educación: sus experimentos en el Vassar College eran conducidos y asistidos por mujeres, y, a la muerte de Titchener, consiguió que las mujeres pudieran entrar a la Sociedad de Psicólogos Experimentales. Fue la segunda mujer presidenta de la Asociación Americana de Psicología y la segunda mujer en entrar a la Academia Nacional de Ciencias.

wide
Margaret Floy Washburn
Mary Cover Jones:

En Vassar College, Margaret impartía un curso de laboratorio básico que era requisito para entrar al Senior Seminar, también impartido por ella. Una de sus estudiantes, Mary Cover, obtuvo una calificación mediocre en ese curso, lo que causó una reacción divertida en Margaret cuando Mary insistió en entrar al seminario: “no lo disfrutarías, ¡es parecido a ese curso de laboratorio de segundo año que no te gustó!”. A pesar de esto, Mary logró graduarse de Vassar en 1919, año en que asistió con un amigo a una conferencia impartida por John B. Watson en Nueva York; tras escucharla, decidió terminar sus estudios superiores en psicología. El resto es historia.

La figura de Mary Cover Jones es tan importante para la psicología clínica que hace un tiempo le dedicamos una nota completa; sin embargo, el tratamiento de las fobias no fue su única aportación. Después del pequeño Peter, y tras casarse y tener dos niñas, Mary se estableció en el Instituto para el Bienestar Infantil de la Universidad de California, donde dirigió una investigación sobre el desarrollo humano que se extendería por más de cinco décadas. Obtuvo información valiosa sobre la influencia de la maduración en la adolescencia, sobre los antecedentes de problemas como el alcoholismo, y sobre cómo la sociedad y la cultura influían en el curso de la vida de las doscientas personas que participaron, muchas de las cuales llegaron a considerarla una amiga. Este estudio la marcaría de por vida, al grado de afirmar, después de cuarenta y cinco años de trabajo (apenas era 1974), que el estudio había ensanchado su concepción de la experiencia humana. Falleció el 22 de julio de 1987; sus últimas palabras fueron: “todavía estoy aprendiendo sobre lo que es importante en la vida”.

marycover
Mary Cover-Jones
LAS VETERANAS
Julie S. Vargas:

Es en la educación donde los analistas conductuales encuentran un campo fértil en el que poner a prueba sus principios y métodos, y es aquí donde Julie ha encontrado su vocación. Fue profesora de escuela primaria antes de obtener su doctorado en investigación educacional, y mientras estuvo en la Universidad de Virginia publicó tres libros sobre educación y manejo de contingencias; es decir, sobre cómo los arreglos ambientales y la administración sistemática de reforzamiento positivo en el salón de clases pueden ayudar a mejorar la enseñanza y el aprendizaje. Además, acuñó el término behaviorology o conductología, con el cual pretende separar al análisis de la conducta del resto de la psicología. Dirige la B.F. Skinner Foundation desde 1989 y es miembro del equipo de la revista mensual Operants. Su primer apellido siempre aparece abreviado por deseo expreso de ella, y por respeto a esto y a la conmemoración del día de hoy, no lo vamos a escribir completo.

26716_73368_Vargas.Julie
Julie S. Vargas
Mavis Tsai:

No sólo provenía de una minoría: cuando estaba en la universidad, Mavis era muy tímida y no lograba conectar con nadie. Pero poco a poco, gracias a sus propias investigaciones y a la práctica del kajukenbo (un arte marcial híbrido con el que, en una ocasión, ahuyentó a un carterista que trataba de asaltar a su esposo, dándole tres golpes rápidos y fuertes en los omóplatos), Mavis cambió hasta el punto en que, hoy en día, ella es quien enseña a otras personas a conectar de una manera íntima y profunda. Co-desarrolladora de la psicoterapia analítico funcional, que usa de forma intencional y sistemática un principio tan básico del aprendizaje como es el reforzamiento positivo (el proceso de hacer que un comportamiento ocurra más veces), Mavis entrena personas alrededor del mundo para que puedan mejorar la relación con sus pacientes, lo que es un factor importante a la hora de implementar un tratamiento. Sus publicaciones y conferencias suelen tocar los temas del racismo y los grupos minoritarios, el activismo por la paz y el empoderamiento de las mujeres por medio del propósito y la pasión.

Mavis+photo
Mavis Tsai
María Xesús Froxán Parga:

El campo de la relación terapéutica es terreno fértil para la investigación, y mientras Mavis Tsai cosecha éxitos en Estados Unidos, María Xesús Froxán y su equipo de trabajo hacen lo propio en España. A la cabeza del grupo ACOVEO, María Xesús ha investigado los procesos que explican por qué cambian las personas al ir a terapia,  cómo mejorar la motivación en las sesiones y cómo el lenguaje puede verse influido por condicionamiento operante y clásico; gracias a ella y a su equipo sabemos hoy que la reestructuración cognitiva, técnica central de la terapia cognitivo-conductual que busca cambiar las creencias irracionales del paciente, es en realidad un proceso de moldeamiento, y por tanto emplea reforzamiento positivo, castigo y estímulos discriminativos para lograr su cometido. Es también una férrea defensora de la psicología como disciplina científica (“desde mi perspectiva profesional, es una falta absoluta de ética que un psicólogo se rija por su intuición”) y gracias esto y a sus años en el laboratorio, el grupo ACOVEO será el encargado de organizar el VIII Congreso de la Sociedad para el Avance del Estudio Científico del Comportamiento, a realizarse en octubre de este año.

14596_58243_MaríaXesúsWEB
María Xesús Froxán Parga
Carmen Luciano

Su hermana pequeña no podía hablar, así que Carmen se interesó, desde muy temprano en su carrera, en buscar formas de acercarse a su hermana y ayudarla, enseñarle a comunicarse, y sabía que sólo podría hacerlo si entendía a fondo los procesos psicológicos básicos; por eso, se fue al laboratorio a estudiar cómo las palomas resolvían problemas. Aquel ámbito la llevó a vincularse con el equipo que desarrolló la teoría de los marcos relacionales, una teoría sobre el lenguaje y el pensamiento que postula que ambos fenómenos se basan en la conducta de relacionar estímulos, y desde entonces colabora cercanamente con ellos.

Si hay algo que le gusta a Carmen es investigar y saciar su curiosidad, y usar esa curiosidad para resolver problemas: a lo largo de su carrera ha estudiado temas tan diversos como la aparición del lenguaje durante la infancia (sobre todo en chicos con retardo en el desarrollo), temas de psicología de la salud como dolores crónicos u obesidad y las aplicaciones clínicas de la teoría de los marcos relacionales.  Actualmente, Carmen está muy interesada en el desarrollo del Yo (que es un conglomerado de respuestas, palabras y frases que hacen referencia a uno mismo), en procesos clínicos y fenómenos como la inflexibilidad psicológica, que ocurre cuando el lenguaje limita nuestro comportamiento en ciertas situaciones. Su hija, Bárbara Gil-Luciano, también está interesada en la teoría y en su aplicación clínica, la terapia de aceptación y compromiso. Dirige, entre otras cosas, la formación especializada del Madrid Institute of Contextual Psychology (MICPSY) y el Máster en Terapias Contextuales de MICPSY, que es reconocido como el mejor de su clase en toda Europa.

Carmen-Luciano-photo-optimized
Carmen Luciano
María de Lourdes Rodríguez Campuzano:

Veterana de la UNAM y seguidora de Emilio Ribes, María de Lourdes ha dividido su carrera entre la psicología de la salud y la psicología clínica, para aplicar los principios de la Teoría de la Conducta a la psicoterapia. Con el rigor que caracteriza a esta vertiente, María de Lourdes desarrolló el análisis contingencial, un método que permite conocer la historia, contexto, problemas, relaciones y recursos del paciente con una precisión asombrosa, para seleccionar la intervención más apropiada para cada caso.

Elizabeth Loftus:

La memoria no funciona como una videograbadora, ni los recuerdos son como información almacenada que recuperamos cuando queremos, y si lo sabemos es gracias a Elizabeth Loftus. Una experta de talla mundial en el tema, sus experimentos ayudaron a acabar con la idea de que la memoria puede registrar fielmente cada detalle de lo que vemos, lo que derribó uno de los dogmas centrales del psicoanálisis (que los recuerdos traumáticos se reprimen y que la labor del analista es “sacarlos a la luz”). Al contrario: la memoria es maleable y fácil de influenciar, al punto que es relativamente sencillo instaurar falsos recuerdos. Esto no es una simple curiosidad, pues la memoria es un recurso invaluable en el ámbito judicial: testimonios en juicios sobre diversos temas, desde accidentes viales hasta casos de abuso sexual infantil (en El mundo y sus demonios pueden encontrar descripciones vívidas de los horrores que implica una demanda por abuso sexual infantil basada en un falso recuerdo implantado por un terapeuta).

Elizabeth-Loftus-56a792243df78cf772973bba
Elizabeth Loftus
LAS NUEVAS GENERACIONES
Aisling Leonard-Curtin:

La homosexualidad se eliminó del Manual de Diagnóstico de los Trastornos Mentales en 1973, pero desde entonces hemos dado muy pocos pasos: los homosexuales siguen siendo víctimas de muchas formas de discriminación y odio, lo que les hace más vulnerables a problemas de ansiedad y depresión. Aisling dedica su vida a tratar de cambiar esto, poco a poco. Experta en terapia de aceptación y compromiso y una de las cien terapeutas certificadas para entrenar en dicha terapia a nivel mundial, busca ayudar a convertir el dolor en propósito allá a donde va. Junto con su esposa Trish –quien también es terapeuta y que ha vivido en su propia piel el dolor de la discriminación– creó ACT Now Purposeful Living, el proyecto con el que entrena terapeutas, pero con el que también acuden a dar talleres y charlas en diversos ámbitos. Además, co-escribió el libro Mindfulness and acceptance for gender and sexual minories, prueba de su compromiso con un mundo en el que el acceso a las psicoterapias no esté condicionado por el género.

ACT
Aisling Leonard-Curtin
Paula José Quintero:

En el Cono Sur, donde el psicoanálisis sigue dominando las facultades de psicología, existe una resistencia pequeña, pero en crecimiento. Paula es parte de esa resistencia: es experta en las terapias de activación conductual y de aceptación y compromiso, y ha co-escrito un libro para cada una. También imparte talleres para entrenar terapeutas, escribe para el blog de Grupo ACT Argentina y para Psyciencia, y es una fiel comprometida con las causas del feminismo: seguramente hoy está entregada a ello por completo.

Ciara McEnteggart:

Ciara pertenece a una nueva generación de psicólogas interesadas en el estudio del lenguaje y el pensamiento. Radicada en la Universidad de Ghent, ha seguido de cerca el campo de la cognición implícita, un tipo de respuesta con la que relacionamos un estímulo con otro de forma automática en un orden de milisegundos; son una suerte de evaluaciones que ocurren y de las cuales no nos damos cuenta. El trabajo de Ciara permite estudiar y entender fenómenos como los prejuicios sociales, las fobias, el cambio terapéutico y temas socialmente sensibles como la pedofilia, la xenofobia o la violación. Para estudiarlos, ha usado el IRAP, una de las herramientas más asombrosas jamás desarrolladas dentro de la psicología, de la cual hablaremos en algún futuro cercano…

 

Ellas son sólo un puñado de la enorme cantidad de mujeres que trabajan, se desarrollan y hacen avanzar de la psicología. Hoy, en el día internacional de la mujer, un día de lucha por los derechos del que siempre ha sido llamado “el segundo sexo”, queremos recordar a quienes han logrado o están logrando trascender en un campo aún dominado por grandes figuras masculinas, así como dar pie a reconocer a miles de otras psicólogas que todos los días estudian, investigan, escriben artículos, corren experimentos, entran al consultorio o al salón de clases y se entregan por completo a sus propias vidas, y a aquellas que dedican su tiempo y fuerza a luchar para que cada vez más mujeres gocen de los mismos derechos.

Referencias:
Barnes-Holmes, D., Finn, M., McEnteggart, C., & Barnes-Holmes, Y. (2018). Derived stimulus relations and their role in a behavior-analytic account of human language and cognition. Perspectives on Behavioral Science (Special Issue on Derived Relations), 41(1), 155-173.
García, M.M. (2014). Entrevista a Julie S. Vargas. Apuntes de Psicología, 32(1), 85-87.
Sitio web del MICPSY: https://micpsy.com/carmen-luciano/
Sitio web de Feminist Voices: http://www.feministvoices.com/mary-cover-jones/
Sitio web de Feminist Voices: http://www.feministvoices.com/margaret-floy-washburn/
Sitio del ITEMadrid: http://www.itemadrid.net/maria-xesus-froxan-parga/
Sitio de ABAI: https://www.abainternational.org/constituents/bios/julievargas.aspx